19 de mayo de 2011

Compartiendo la magia sublime del poeta español Manuel Núñez Amador


DESNÚDATE DESPACIO

Desnúdate despacio,
que quiero traspasar,
con mi mirada ansiosa,
los contornos de tu piel.

En tus ojos me detengo,
y la oscuridad de ellos,
se convierten en un mar,
profundo y sereno.

De tus ojos a la boca,
como fresa en miel,
apoyada en tus dientes,
que embellecen tu tez.

En tus hombros descanso,
mi cabeza cansada,
y encuentro la paz,
apacible y deseada.

Las aureolas de tus senos,
anuncian con esbeltez,
montañas elevadas,
pero llenas de sencillez.

Tus muslos anchos y fuertes,
descubren la pesadez,
que la procreación humana,
te exige como mujer.

Tus manos y tus dedos,
muestran rigidez,
pero llenos de ternura,
como la piel de un bebé‚.

En resumen, tu cuerpo,
es un profundo vergel,
de arboledas florecidas,
que nunca olvidaré.

Cuando la ausencia,
nos separe otra vez,
cerraré los ojos,
y entonces.... lo recordaré.

Derechos de autor:
Manuel Núñez Amador



2 comentarios:

edita martinuzzi dijo...

Vine hasta tu refugio estoy encantada con tus letras y música,que Dios te conserve tan amplia inspiración te quiero edita

AMADOR dijo...

Gracias amiga Eileen, por tu generosidad y por llevarme a tu mágico rincón. Besos